Estiu Eqüestre

Cada any, l’Anna organitza unes estades eqüestres a El Jou. Especialment pensades per a nenes entre 9 i 15 anys, amb allotjament a l’hotel en pensió complerta, fan excursions, s’ocupen dels cavalls, fan rutes a cavall en funció del nivell i, en general, s’ho passen pipa. Les places són limitades: com a molt, vuit nenes per setmana.

Les inscripcions es podran fer fins al 15 de juny.

Si voleu més informació, escriviu-nos a info@eljou.com, o truqueu-nos al 938240369.

 

Cartell copia

Probando, probando

Uno de los planes anticrisis que tenemos es el de alquilar nuestra antigua casa por fines de semana o por semanas, y ofrecer paquetes que incluyan rutas a caballo. También podríamos combinarlo con nuestras sesiones de iniciación al mundo del caballo

Querríamos empezar el próximo puente. ¿Alguien se arriesga? Mañana colgamos alguna foto más y empezamos a pensar en el precio, con caballos y sin caballos.

Nuestras Rutas: Peguera

Tras problemas técnicos ya solucionados, seguimos vendiendo explicando nuestras rutas. Hoy, la Reina.

La ruta de Peguera es la más larga que hacemos desde El Jou, con permiso de la de Vallcebre si no la alargamos y subimos hasta el mirador. Es una ruta pensada para pasar el dia, haciendo picnic en Peguera, a ritmo tranquilo, pero también la hemos hecho rápido, con jinetes expertos con su propio caballo. En todo caso, es una ruta que tiene de todo: paisajes espectaculares, buenas raciones de historia moderna, pueblos abandonados y desniveles importantes. Si se hace a principios de primavera, podemos encontrar incluso zonas nevadas.

El valle de Peguera

La ruta empieza desde el Jou hacia St. Corneli, atravesando las ya conocidas minas a cielo abierto, pero en lugar de seguir hacia Fígols nos desviamos por la Mina del Curro hacia la “baga” de St. Corneli. La “baga”, abreviatura de “obaga”, es el nombre que damos en nuestra tierra a la zona de la montaña que da a Norte, y que por tanto es más fría y húmeda. El paisaje da un vuelco espectacular, la vegetación pasa de las perennes y los robles a las caducifolias y los helechos. En otoño, el camino se vuelve mágico. Así trepamos hasta Peguera, a unos 1.700 metros de altura, donde nos acogen sus fuentes y su pueblo abandonado. El pueblo forma parte de la primera etapa del Camí dels Bonshomes, un GR que va de Berga a Montsegur, en Francia. A menudo, jinetes en ruta paran en el Jou haciendo una variante de este Gran Recorrido.

Foto del pueblo de Peguera. Buen ejemplo de lo que es el Camí en el blog que enlazamos en la imagen (la foto es suya: muchas gracias).

Abandonado, pero no olvidado: aún ahora se celebra en agosto la Fiesta Mayor, y antiguos vecinos se reúnen para comer al aire libre y recordar viejos tiempos. El futuro más probable del pueblo pasa por su reconstrucción como entorno de turismo rural, vinculado a la cría en cautividad de aves de rapiña.

Abrevando bajo la fuente de Cal Coix de Peguera.

Aquí paramos, comemos, hacemos un periodo de reposo (también llamado “siesta campestre”) e iniciamos el descenso. Para ello, atravesamos las antiguas minas a cielo abierto más cercanas a Peguera y nos acercamos a Fumanya, otro antiguo núcleo urbano deshabitado tras el cierre gradual de las minas, y enlazamos con el antiguo camino de Fumanya a Fígols, que nos permite ahorrarnos el asfalto. Casi en Fígols, atravesamos el bosque para volver al Jou por la Costa, la finca vecina.

Nuestras rutas: Vallcebre

Bueno, esto ya son palabras mayores. No se trata de una ruta de día entero, pero para los poco habituados a montar deja suficientes agujetas. La ruta sube por el Cingle de Vallcebre, como en el inicio de la ruta de Cal Menut, pero luego seguimos hasta Vallcebre, tomamos algo en el bar (un café, claro) y volvemos por el centro de la sierra. Son unas cuatro horas de vistas espectaculares, caminos forestales y ambiente local.

El espectacular Cingle de Vallcebre... Nosotros subimos hasta la cima de la montaña y luego bajamos hasta el pueblo.

Seguramente es una de las rutas más bonitas que se pueden hacer por nuestras montañas, y es fácil aumentar y disminuir las distancias, hasta hacerla de un dia entero si es necesario, subiendo hasta el mirador de Vallcebre. El Cingle de Vallcebre se recupera ahora de la severa deforestación que sufrió cuando arrancó la central térmica de Cercs, y que conllevó la primera sentencia condenatoria por este tipo de delitos en el estado español. Ahora, los robles empiezan a crecer y se vislumbra el futuro bosque, pero aún podemos detectar restos del antiguo bosque y de las viejas parcelas que cultivaba la gente de la zona. La zona cuenta con numerosos caminos bastante bien conservados, y aunque existen importantes desniveles a lo largo del recorrido, es fácil encontrar tramos donde acelerar la marcha.

Nuestras rutas: Fígols

La ruta de Fígols es una ampliación de la ruta de St. Corneli: empieza igual, pero tras llegar a la Font de la Parera (o Perera, que nunca se sabe si hablamos de perales o de señoras…) seguimos adelante internándonos en los caminos de la antigua mina a cielo abierto. Seguimos, por tanto, por caminos pensados inicialmente para el paso de camiones cargados de carbón, y bien conservados, a pesar de que en algún tramo las ayudas a la minería se hayan convertido en asfalto, más caro de poner pero más barato de mantener (o eso nos dicen). Así, dando la vuelta por detrás, llegaremos al pueblo de Fígols, que a pesar de su tradición minera mantiene la estructura de un pueblo de montaña: muchas casas aisladas y un pequeño núcleo urbano de apenas quince o veinte habitantes.


El pueblo de Fígols, que atravesaremos a caballo

Después enlazaremos, a través del bosque, con los caminos y prados de La Costa, la previa a la entrada del camino del bosque de Jou, donde de nuevo podremos galopar y trotar si el nivel lo permite.

En definitiva, la ruta de Fígols combina espectacularmente el paisaje natural con el creado por el ser humano. En este caso, como en la mayoría, gana la naturaleza, claro. Pero es interesante sentir, por breves instantes, las poderosas fuerzas que modelaron nuestras montañas hace mucho menos tiempo de lo que nos imaginamos, y ver cómo las grandes obras humanas vuelven a sus orígenes naturales lenta pero inexorablemente.

(edito, que me equivoqué de foto :-P)

Nuestras rutas: St. Corneli

La ruta de St. Corneli, de una hora y media de duración, es la más urbanita de todas, hasta donde puede ser urbanita una ruta a mil metros de altura en nuestras montañas. Incluso es posible que nos adelante algún coche. Esto es porque, a pesar de ser vecinos de Guardiola de Berguedà, el pueblo más cercano al Jou es precisamente Sant Corneli, la antigua colonia minera de Carbones de Berga, perteneciente al municipio de Cercs.

Vista de Sant Corneli desde El Jou

Sant Corneli merece una visita por sí mismo, porque es un pueblo con una peculiar arquitectura, y porque en él encontramos el Museo de las Minas de Cercs, una buena manera de entender qué significaron las minas para nuestra comarca. Así pues, bajamos hasta el pueblo y lo atravesamos hasta el Museo, subiendo luego hacia el polvorín y la Font de la Parera para volver rozando Fígols. En este trayecto atravesamos la parte inferior de lo que fueron las minas a cielo abierto de Fígols, en diferentes estados de regeneración, y encontraremos diversas excusas para parar y diversos caminos aptos para el trote o el galope, si el nivel lo permite…

Nuestras rutas: Cal Menut

La primera ruta en la que salimos del Jou consiste básicamente en salvar los más de doscientos metros de desnivel que nos separan de la finca vecina, ya en Vallcebre. Cal Menut es una masía situada en el borde del Cingle de Vallcebre, un barranco que delimita una meseta prácticamente circular hacia el sudeste del pueblo de Vallcebre. A pesar de ser la única ruta en que la ida y la vuelta se hacen por el mismo camino, sus vistas espectaculares y la variedad de terrenos la hacen favorita como ruta corta pero intensa.

Cal Menut visto desde arriba. El Jou quedaría justo detrás, muy, muy abajo.

Durante la hora aproximada que tardamos en hacerla, salimos del Jou por el camino del bosque hacia La Costa, la finca vecina hacia el Oeste, que combina caminos suaves aptos para el galope con desniveles importantes y escarpados donde los torrentes luchan por romper el camino. Después, la larga subida hasta el Cingle de Vallcebre nos anticipa las tremendas vistas sobre el Prepirineo de la comarca del Berguedà, desde el Pedraforca y la Serralada del Cadí hasta el pantano de La Baells. Tras unos momentos de reposo en Cal Menut, iniciamos el descenso con cautela, para desfogarnos al trote o al galope hasta llegar a casa.

A pesar de su corta duración, la ruta de Cal Menut no deja nunca indiferente.

Nuestras rutas: El Jou

A lo largo de los años hemos ido haciendo diferentes rutas por nuestras montañas, y en otra entrada hicimos un resumen de las que consideramos mejores, las que ofrecemos a nuestros clientes cuando nos piden montar a caballo. Ahora os queremos explicar un poco más en qué consiste cada ruta y cuáles son los parajes que atravesamos a caballo, con la descarada intención de que os animéis a hacerlas.

La que nos ocupa hoy es la ruta del Jou. Es la ruta que utilizamos para que los nuevos jinetes (aka piesverdes) empiecen a saborear las mieles de un paseo a caballo por la montaña.

Home sweet home

Solemos decir que dura una hora, pero en realidad dura lo que nos convenga. Dependiendo del nivel y de lo que los clientes pidan, la alargamos más o menos, incluímos una lección en la pista, la hacemos con el guía a pie o a caballo… Incluso hemos preparado una versión corta, de 15 minutos, para que los niños puedan dar un paseo sin arruinar a los padres en el capricho.

La cuestión es empezar, porque en las rutas de mayor duración, en las que nos adentramos en esos mundos de Dios, los jinete y amazonas ya deben poder hacerse cargo de su caballo sin que el guía deba desmontar, salvo casos de fuerza mayor. Otra ventaja de esta ruta es que en poca distancia tenemos gran diversidad de desniveles y dificultades, permitiendo emociones relativamente fuertes desde el principio, y haciendo las veces de entorno de prácticas para las rutas de mayor duración.

Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function eljou__get_svg() in /usr/home/eljou.com/web/wp-content/themes/THEME _PDP/archive.php:36 Stack trace: #0 /usr/home/eljou.com/web/wp-includes/template-loader.php(74): include() #1 /usr/home/eljou.com/web/wp-blog-header.php(19): require_once('/usr/home/eljou...') #2 /usr/home/eljou.com/web/index.php(22): require('/usr/home/eljou...') #3 {main} thrown in /usr/home/eljou.com/web/wp-content/themes/THEME _PDP/archive.php on line 36