Perruqueria El Jou

Algunes fotos de la sessió de cues i trenes a les colònies amb les noies de l’Anna:

IMG_4686

Atrevit i clàssic alhora.

IMG_4656Acabant detalls.

IMG_4668El model és a l’esquerra de la imatge…

IMG_4663Més passi de models…

IMG_4665

Quién te ha visto

Y quien las ve:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=8n5H8irkzpY]

Sí, ya, el cámara es terrible. Pero la idea queda clara, ¿no? Meri empieza a montar a Dolça, lo cual tiene mucho mérito por parte de ambas, porque las dos están empezando. Atrás quedan los tiempos en que no nos quería dar la patita

Ahora sí, ya lo sabemos seguro y podemos decirlo: este es el principio de una gran amistad.

¡Dónde estará mi carro!

Título trampa, por dos razones. La primera, porque nos hemos enterado que en el mundo del enganche (y lo  de “mundo” es muy apropiado) no le llamamos (nótese la 1ª persona) carro a un carro. Le llamamos coche. O al menos, le llamamos coche al carro, digo, al vehículo tirado por caballos que lleva pasajeros. Esos malditos vehículos del infierno a motor nos robaron el nombre.

La segunda es porque nuestro carro, digo, coche, sabemos perfectamente dónde está: en la pista, donde lo engachamos a Pedro, nuestro súper pony fiordo. Nuestro coche es un maratón modificado para paseo. El maratón está pensado para pruebas deportivas, pero en nuestro caso tiene detrás espacio para llevar pasajeros.

Tronco en una prueba de maratón. La foto la hemos sacado de Euskal Horse.

Sí, habéis leído bien: Pedro el Pony va enganchado. Además, va de maravilla. Está siendo uno de los descubrimientos del año, en un año en que van a abundar los descubrimientos. Hace cuatro o cinco meses, a Jairo le dió por probar si Pedro, que según su vendedor iba enganchado divinamente, sabía siquiera lo que era ir enganchado. Vaya si sabía. Desde aquí, podemos afirmar, en voz bien alta: si Joan Pujol, de Sant Joan de Vilatorrada, os dice que un caballo va enganchado, es que va enganchado. No se nos caen los anillos por hablar bien de un tratante de vez en cuando (una salutació, Joan! :-P). Joan Pujol, por cierto, también engancha, y hace bodas, bautizos y comuniones, para ganarse la vida, y concursa con su hija, porque sí.

A lo que íbamos. Se probó a Pedro en el viejo maratón que lleva años aparcado, después de varios incidentes más o menos desastrosos, y la cosa fue muy bien. Fue tan bien que nos apuntamos a un clínic en las Quadres Julivert, impartido por Don Josep Maria Nicolás, juez o parte en pruebas deportivas de enganche en toda España, el 21 de mayo. Nos convocaba la Associació d’Amics del Cavall de les Comarques Tarragonines.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=X9WcSA0eIW0]

El vídeo es todo un ejemplo de lo que no solemos hacer bien los novatos. No sabemos parar el caballo. Nos pensamos que ir al trote es lo más, cuando al caballo lo que le cuesta es ir al paso. Y luego las pasamos canutas simplemente para tener al caballo quieto mientras alguien sube al coche. En resumen, fue una jornada sumamente instructiva, y nos sentimos como en casa en las instalaciones del Club Hípic Julivert, acompañados por Santi, que ejerció de perfecto anfitrión, y de Enric, que nos convocaba y nos organizaba.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=GWWEnSKdOYQ]

Esta es una de las primeras veces que lo enganchamos. Por eso va al paso: aún estaba bien acostumbrado. Ahora estamos volviendo a coger buenos hábitos… Además, Jairo lleva las riendas colgando, no lleva al pony de la mano como sería lo correcto. Pero con tiempo y saliva…

Remena, nena

Con calma, pero con pausas, vamos domando a Siba. Las chicas (Mireia, Judith y Alexia) estuvieron probando uno de los ejercicios que practicamos con los caballos antes de montarlos, el giro. Cierto es que Siba no necesita demasiados prolegómenos, es una yegua hecha y derecha, con buena cabeza y una confianza extraordinaria, pero va bien que aprenda que no sólo puede trabajar con Anna, sino también con otras personas.

[wpvideo 39KOBSUT]

[wpvideo YW5ZCVuo]

[wpvideo LAn7CZ91]

El giro es un movimiento muy sencillo que nos permite trabajar diferentes aspectos de la doma. Se realiza al principio, cuando el caballo ya va a la cuerda con naturalidad, y le permite empezar a disociar la presencia del domador de los estímulos que recibe ante el movimiento. Esto es, aunque nos coloquemos a su derecha, la cuerda induce a Siba a girar a la izquierda, en dirección contraria a nosotros. Además, el contacto de la cuerda en el cuerpo es la primera pista que le damos de lo que será el apoyo de las piernas cuando montemos.

Siba va a ser muy fácil de domar 🙂

Hacerse mayor

Éste es Yucatán, Yuki para los amigos y para casi todo el mundo:

 

Yuki haciendo terapia.

El bondage Las cuerdas sirven para que aprenda que no se puede andar por el mundo rompiendo cabezadas cada vez que te atan… Por suerte, aprende rápido.

Yuki nació el 11 de abril de 2009, por lo que tiene un año y medio, y es hijo de Ilion y de Tijuana. Por el tamaño, parece que será grande como su padre. Parece que fue ayer cuando le buscábamos nombre.

 

Yuki, el día que nació.

La entrada viene a cuento por la cuestión del imprinting. La palabreja inglesa, que se traduciría por “impronta”, bonita palabra que nadie usa, no sea que se entienda, pone nombre a una fase vital en la que el aprendizaje, traduciendo a la wikipedia, es “rápido y aparentemente independiente de las consecuencias del comportamiento”. Doctores tiene la Iglesia, pero hay que aclarar que no es lo mismo “habituación” que imprinting o impronta. Demasiado a menudo escuchamos consejos de la necesidad vital de tocar al potro recién nacido en cascos, crines, cabeza, supuestamente para familiarizarlos con futuros manejos. Para empezar a profundizar en el tema, os enlazamos un artículo de Juan Araquistain en Natural Hipic, pero os adelantamos que el cielo no caerá sobre vuestras cabezas si dejáis al recién nacido tranquilo unos días.

Según nuestra experiencia, son muchos los factores que inciden en el carácter del potro y en el que tendrá cuando sea adulto. Por ejemplo, en las primeras semanas de vida, los potros hijos de madres esquivas son esquivos, los hijos de madres confiadas son confiados. El contacto es el mejor aliado para que el potro empiece a aprender algunas cosas desde muy temprano, le llamemos imprinting o habituación. Lo primero que conseguiremos manteniendo un contacto estable y habitual con el potro es que no nos haga daño: cualquiera que haya visto jugar a un par de potros entre el primer y el segundo año entiende que es absolutamente inaceptable que se relacionen así con nosotros. Además, podemos hacer cosas que luego serán más difíciles, como lo que estamos haciendo con Yuki. Por desgracia, un caballo que vaya a ser montado habitualmente tiene que entender que si está atado no tiene que intentar soltarse. Eso es más fácil de hacérselo entender a un potro que a un adulto, simplemente porque el adulto sí puede, en muchos casos, soltarse. Los caballos tienen mucha fuerza… Y si creen que les va servir de algo, la usan.

En fin, ya seguiremos hablando sobre el tema, porque el manejo de potros es algo intenso y emocionante. La intención aquí era sorprendernos/sorprenderos con el tópico: ¡cómo pasa el tiempo!

 

Yuki con Tijuana, que tampoco es pequeñita que digamos.

 

Cambios

Tras el largo invierno, empiezan los bailes de potros. Ya hemos separado los potros que se vamos a domar este verano: Dolça (la potra de Meritxell y Xavi), Bambú y Siba.

El trío maravillas

De izquierda a derecha: Dolça, Siba y Bambú

Hemos dejado a Lucrezia y Paloosa con Duna y Bombó en un campo enorme repleto de hierba: no se usa desde el verano pasado. De éstos, sólo Bombó es nuestro, los otros tres están de pupilaje. Ahora nos falta separar los dos machos y hembras PRE nacido el año pasado, para evitar “accidentes”: Yucatán y Akrit se quedarán en los paddocks para sementales, y Shahiyena y Calipso subirán arriba con los otros potros. Suelen ser momentos estresantes, porque hace tiempo que están juntos… Los potros no aceptan nada bien los cambios de compañeros, establecen lazos muy fuertes entre ellos cuando llevan tiempo juntos.

Cuando aún no tenía nombre...

... Y ahora, Yuki para los amigos.

Hasta ahora, hemos separado a los dos mayores, Calipso y Yucatán. En realidad, en estos paddocks quedarán Akrit y Yucatán, pero vamos a hacerlo poco a poco.

Calipso, pequeñita... Hace un año y poco.

Ainsssss, cómo pasa el tiempo. Calipso, de niña a mujer.

Momentáneamente, pues, han quedado así: Calipso y Yuki en los paddocks a prueba de fuga, y Shahiyena y Akrit en su viejo campo. Ahora toca rematar la faena y separarlos por sexo, no por edad, para que las nenas puedan subir con los demás al campo. Por desgracia, con los machos la elección es otra: separar o… Cortar. Vamos a dejarlo en separar.

¡La patita!

Una de las primeras cosas que enseñamos a los potros es a dejar que les cojamos las patas. No sólo porque es un gesto imprescindible en el manejo (para herrar, para limpiar, para curar), sino también porque es una muestra de confianza que nos permitirá avanzar mucho en la doma.

Tenemos en exclusiva un video de los primeros pasos en la doma de Dolça, la potra de Meri y Xavi. Aquí la gracia reside en que no sólo enseñamos a Dolça, también a Meri, que no ha domado nunca un caballo.

[wpvideo H8Q2fpz6]

El proceso de doma exige buena dosis de confianza en uno mismo. Cuando es la primera vez que lo intentas, todo va muy lento, pero ahí está la clave: en no tener prisa.

Dolça aún no tiene edad para una doma completa, eso lo haremos en verano. Hasta entonces, iremos trabajando a pie cada vez que Meri se pueda escapar de la urbe.

Y ahora… Lo sentimos en el alma, Meri, pero tenemos que mostrar al público qué sucede cuando un alma cándida e inocente intenta dar chucherías a un grupo de potros con la autoestima alta:

[wpvideo 7W9m25c7]

Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function eljou__get_svg() in /usr/home/eljou.com/web/wp-content/themes/THEME _PDP/archive.php:36 Stack trace: #0 /usr/home/eljou.com/web/wp-includes/template-loader.php(74): include() #1 /usr/home/eljou.com/web/wp-blog-header.php(52): require_once('/usr/home/eljou...') #2 /usr/home/eljou.com/web/index.php(22): require('/usr/home/eljou...') #3 {main} thrown in /usr/home/eljou.com/web/wp-content/themes/THEME _PDP/archive.php on line 36