Bondi V: Epifanía

Según el DRAE, epifanía significa “manifestación, aparición”. Aunque también es una festividad de la Iglesia, la de Reyes, concretamente. La wiki amplía un poco más y le da a la “aparición” un carácter milagroso. Algo así ha pasado hoy: Bondi se ha “manifestado” a sus futuras yeguas. Y por partida doble: Birmania, Tijuana, Essaouira y Arizona también se han “manifestado” ante Bondi:

[wpvideo x55p71Ih]

Antes de este momento han pasado algunas cosas, emocionantes y adrenalíticas mientras estábamos en ello, pero tediosas de explicar. Hemos aprovechado el día húmedo y nuboso para el cambio, porque los hilos eléctricos hacen más pupa. Hemos tenido a Bondadoso atado un rato antes de soltarlo, por miedo a que se lanzara a saco a por las yeguas y se hicieran daño. Las yeguas han seguido a Bondi desde que entró en el campo, y tras varias idas y venidas al galope se quedaron observando a una distancia prudencial. Mientras, Bondi no entendía para qué seguía atado, cuando todo lo divertido y curioso estaba a doscientos metros.

Al final, Jairo liberó a Bondi y las nenas le dieron la bienvenida.

... y ahora viene cuando Essaouira le atiza.

El obligado reportaje fotográfico lo hizo Anna después de distraer a las yeguas, que no se separaban de la puerta, mediante el habitualmente eficaz método de la zanahoria. Hoy no ha funcionado demasiado bien, pero ha permitido un respiro en la entrada del campo por el que colar a Bondi y subirlo al prado.

Es la hora de la verdad para Bondi: los días venideros van a resultar durillos. Resulta que las yeguas parecen considerar su obligación hacerle correr por todo el campo. Teniendo en cuenta que, más o menos, debe tener unas quince hectáreas, y que ellas, siendo cuatro, pueden relevarse sin demasiado esfuerzo, está claro que será una auténtica prueba física para Bondi. Su cojera estaba muy bien antes de entrar… Habrá que ver si aguanta. Esperamos fervientemente que sí: le hemos cogido cariño.

Que nadie espere pornografía equina estos primeros días: en el mejor de los casos, si Bondi no se lesiona, el apareamiento natural requiere, como se dice vulgarmente, paciencia y saliva. Primero deben conocerle, y él debe seguir los rituales, pasos y danzas tradicionales antes de cubrirlas.

Y, de momento, esto es todo, amigos. Lamentamos publicar poquito estos días, pero la primavera es abrumadora y no damos abasto. Ya vendrán tiempos más tranquilos…

Y un abrazo muy fuerte para Xavi y Meritxell: les queremos mucho.